Santa Fe llega a la Copa Libertadores

En 1960, el Expreso Rojo ganó su tercera estrella y accedió por primera vez a la Copa de Campeones de América (rebautizada luego como Copa Libertadores). Al equipo de ese año se le considera “el mejor Santa Fe de la historia”.

sf 1960

Por Camilo Rueda Navarro

Bevilacqua, Rodríguez, Milne, Aponte, Silva, Tovar, Campana, Reznik, Panzutto, Perazzo y González. Es una de las formaciones más recordadas en la historia de Independiente Santa Fe. Aquel equipo, que se empezó a confeccionar en 1958 con la segunda estrella, ha sido catalogado como “el mejor Santa Fe de la historia”.

La versión 60 del Expreso Rojo fue dirigida por el argentino Julio Tocker, quien reclutó a cinco jugadores de su patria como refuerzo: Leonardo Bevilacqua (de Gimnasia), Ricardo Campana (Ferro Carril Oeste), Guillermo Milne (Argentinos Juniors), Juan Montero (San Lorenzo) y Miguel Reznik (Almagro).

La legión gaucha ya la integraban Osvaldo Panzutto y Alberto Perazzo, quienes habían llegado a Bogotá para convertirse en dos de los mejores jugadores de la historia cardenal.

En Cali el 11 de diciembre de 1960, con un empate 1-1 ante América (su perseguidor y a la postre subcampeón), Santa Fe consiguió su tercera estrella. El título se ratificó con victorias ante Cúcuta y Medellín en las dos últimas fechas del torneo.

Con la obtención del campeonato, Santa Fe consiguió su tercer título oficial y la clasificación a la segunda edición de la Copa de Campeones de América, que había sido creada ese mismo año para enfrentar a los ganadores de los países afiliados a la Conmebol.

Dicho torneo continental fue renombrado luego como “Copa Libertadores” con el propósito de homenajear a los héroes de la independencia iberoamericana y cuya primera edición fue ganada por Peñarol de Uruguay.

Campaña admirable

Santa Fe debió jugar esa temporada un total de 44 partidos, de los cuales ganó 22, empató 17 y perdió 5, lo que le permitió cosechar 61 puntos (en esa época se otorgaban dos por triunfo), seis más que el subcampeón América.

El Expreso Rojo anotó 95 goles y recibió 64. Panzutto fue el máximo anotador santafereño, con 25 tantos, mientras que Perazzo marcó en 20 ocasiones. También se destacó en el cuadro cardenal Héctor “Zipa” González.

El camino al título inició el 21 de agosto, cuando Santa Fe perdía el clásico ante Millonarios por 2-0 pero mostró casta de campeón y al final remontó 3-2. A los pocos días se repitió la hazaña, al lograr un empate 4-4 ante Pereira después de ir perdiendo 4-0.

Panzutto fue el símbolo de ese equipo, “un hombre de gran coraje y temperamento que nunca daba nada por perdido”, según lo describe el historiador Guillermo Ruiz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s