El primer clásico capitalino

Cómo se palpitó el primer clásico profesional entre Independiente Santa Fe y Millonarios

El sorteo del primer clásico oficial

Por José Luis Fernández

En la víspera del clásico bogotano, son innumerables las anécdotas que se reviven sobre este partido histórico de más de seis décadas de antigüedad y de ininterrumpida realización.

Una de ellas es el primer partido de la era profesional, que se remonta al 19 de septiembre de 1948, y en el cual Santa Fe llegaba como líder del torneo, con 9 puntos, mientras que Millonarios lo escoltaba en la segunda casilla con 8 unidades.

La revista Sábado, del político liberal Abelardo Forero Benavides, en la edición del día anterior del esperado encuentro, resaltaba su importancia publicando la tabla de posiciones del torneo:

Fuente: Revista Sábado, Semanario para todos al Servicio de la Cultura y la Democracia en América, 8 de septiembre de 1948.

Fuente: Revista Sábado, Semanario para todos al Servicio de la Cultura y la Democracia en América, 18 de septiembre de 1948.

Igualmente, el semanario reseñaba el sobresaliente desempeño de los equipos bogotanos a esa altura del certamen. En particular, destacaba que Santa Fe tenía la valla menos vencida (8 goles en contra), mientras que su rival poseía la delantera más efectiva (25 tantos a favor). Para completar la hegemonía del fútbol capitalino, el equipo de la Universidad Nacional ocupaba el cuarto lugar (detrás del Atlético Junior, a la postre subcampeón).

“Es verdaderamente diciente para los tres equipos bogotanos –Santa Fe, Millonarios y la “U”- la colocación que a la altura de la quinta fecha del campeonato nacional observan, ya que los dos primeros ocupan la cabeza y el segundo puesto del cuadro de puntuación”, destacó Sábado.

Al día siguiente, Santa Fe se terminaría imponiéndo a su rival de patio con marcador de 5-3. Los goles santafereños fueron autoría de Jesús Lires López (3), Germán Antón y Canoíta Prieto. Mariano Orozco, Alfredo Castillo y Alfonso Rodríguez descontaron para los azules.

Una semana después, la citada revista titularía su sección deportiva destacando que “Santa Fe puntea firme en el torneo nacional”. Luego del clásico, el “Expreso Rojo” sumó 11 puntos en la tabla de posiciones, ampliando a 3 la ventaja sobre su escolta Millonarios. Por esta razón, el primer clásico fue además un gran paso para conseguir ese primer título de la era profesional, logrado a finales de ese año.

Así mismo, Sábado destacó que el clásico capitalino había sido el partido con más público en lo que iba de historia del fútbol en la ciudad: “En Bogotá, y ante la más grande concurrencia que se haya visto en esta clase de espectáculos, el equipo Santa Fe se impone valerosamente a su gran adversario: Los Millonarios”.

Este domingo, 67 años después de aquel encuentro, se espera una magnitud semejante a la vivida ese 19 septiembre de 1948, con tribunas abarrotadas, en un espectáculo en el que rojos y azules deleiten con juego limpio y de alto nivel a todos los aficionados que desde las graderías tengan la oportunidad de verlo.

“En Santa Fe juego donde me pongan”: Devanni arquero

En 1967, Santa Fe superó al Deportivo Cali en el Pascual Guerrero, en un partido en el que terminó con diez hombres y con arquero improvisado

El diario El Espectador destacó la actuación de Devanni

El diario El Espectador destacó la actuación de Devanni

Por Camilo Rueda Navarro

Omar Lorenzo Devanni jugó 158 partidos con Independiente Santa Fe y en ellos anotó 82 goles. En 1966 fue el goleador del torneo, con 31 tantos que fueron claves para conseguir la estrella de ese año, la cuarta del historial. Sin embargo, su talento no sólo se disfrutó en el ataque del “Expreso Rojo”, pues también ofició de arquero.

Fue el 17 de septiembre de 1967, en el estadio Pascual Guerrero de Cali. Ese día, Santa Fe vencía 2-0 al Deportivo Cali, con goles de Claudionor Cardoso y Alfonso Cañón. El portero titular, Osvaldo Ayala, había pedido el cambio por una molestia física. Manuel Pacheco lo sustituyó, pero en el segundo tiempo se lesionó y se retiró del juego. Así las cosas, sin arquero y con un hombre menos, Santa Fe tuvo que recurrir a un jugador de campo para cubrir la portería y aguantar la diferencia.

Devanni tomó el puesto con seguridad y por buena parte del segundo tiempo sacó el arco en cero. Al final se mantuvo el 2-0 ante un difícil rival, que a la postre sería el campeón del torneo. La afición caleña aplaudió “sin reservas” al equipo vencedor, según registran las crónicas del partido.

“Yo en Santa Fe juego donde me pongan”, respondió Devanni a la prensa, que lo interrogaba sobre su inusual actuación en el arco. El goleador argentino explicó que aunque en partidos informales había actuado de portero, lo suyo era el ataque. Pero que se ponía al servicio de Santa Fe, así le tocara evitar los goles en vez de hacerlos.

Falleció Héctor “Zipa” González, ídolo de Santa Fe

Este domingo murió uno de los emblemas del club ‘Cardenal’ y de la Selección Colombia que clasificó por primera vez a un mundial

hector_zipa_gonzalez

Por El Espectador

El campeón de 1960. El que formó en el mejor Santa Fe de la historia. El que anotó el gol de la clasificación para Chile 62. Él, un crack colombiano, falleció este domingo 23 de agosto del 2015.

El delantero que nació en Zipaquira un 27 de febrero de 1936, dejó un legado imborrable. Héctor “Zipa” González Garzón vistió la indumentaria “Albiroja” entre 1959 y 1965. Dibujó 52 tantos en 244 partidos.

Hizo parte del mítico Santa Fe 1960, considerado por especialistas e hinchas como el mejor de los tiempos en la basta vida “Cardenal”. En aquel equipo jugó con Norberto “Gallito” Hernández, Juan Montero, Miguel Resnik, Carlos Aponte, Alberto Perazzo, Guillermo Milne, Leonardo Bevilacqua, Hernando “Mono” Tovar, Carlos Rodríguez, Ricardo Campana, Oswaldo Panzutto y Jairo “Niño” Arias.

Disputó la eliminatoria para el Mundial de Chile 1962, convirtiendo la diana definitiva frente a Perú en Lima para que Colombia fuera por primera vez a una cita mundialista. En el magno evento, “Zipa”, quien nació de las divisiones menores del “Albirojo”, fue dirigido por el argentino Adolfo Pedernera y representó la camiseta nacional junto a figuras como: Delio “Maravilla” Gamboa, Eusebio Escobar, Francisco “Cobo” Zuluaga, Jaime Silva, Ignacio Calle, Efraín “Caimán” Sánchez, Héctor Echeverry, Rolando Serrano, Herman “Cuca” Aceros, Anibal Álzate, e Ignacio Pérez, entre otros históricos de aquella Selección Colombia.

Muere una leyenda del fútbol colombiano y, ante todo, un ídolo de Independiente Santa Fe, pero sus hazañas, plasmadas con la pelota, serán eternas.