El gran Santafecito lindo

En sus 75 años de historia, el cuadro albirrojo de Bogotá ha sumado un total de 13 títulos, entre ligas, copas nacionales e internacionales. Alfonso Cañón y Omar Pérez han sido los grandes referentes

El Santa Fe de los años 40, en la época amateur del fútbol colombiano

El Santa Fe de los años 40, en la época amateur del fútbol colombiano

Por Redacción deportiva
El Espectador

La conquista de la Copa Sudamericana ha sido para Santa Fe la máxima alegría en sus 75 años de historia. Fundado el 28 de febrero de 1941 por un grupo de estudiantes del Gimnasio Moderno, encabezados por Gonzalo Rueda Caro y Ernesto Gamboa, se consagró como el primer campeón del torneo rentado, en 1948, de la mano del técnico peruano Carlos Carrillo Nalda.

Se estrenó oficialmente con un empate 1-1 en Manizales, frente al Deportes Caldas, pero como el tanto cardenal fue un autogol de Rodolfo Sarria, el primer gol de un jugador santafereño lo anotó Roberto “Perro” Gámez, en la victoria 5-2 sobre Municipal, de Bogotá.

De los 18 partidos que jugó, el cuadro rojo ganó 12, empató tres y perdió tres, en una campaña en la que superó a Júnior con 27 puntos (se entregaban dos por victoria).

Pasaron 10 años para volver a celebrar. Julio Tocker conformó un equipazo, liderado por José Vicente Grecco y Juan José Ferraro. Le ganó por un punto el título a Millonarios en la última fecha, pues superó al Caldas en El Campín, mientras que los azules empataron en Cúcuta.

El “Expreso” se coronó nuevamente en 1960, pero ahora con los excepcionales Alberto Perazzo y Osvaldo Panzutto, goleador del torneo, como insignias.

En la temporada 1966 el técnico era Gabriel Ochoa Uribe y la figura Alfonso Cañón, el mejor futbolista bogotano de todos los tiempos. Con dramatismo, el cuadro albirrojo se coronó con tres puntos de ventaja sobre el Medellín. Ómar Lorenzo Devani fue el máximo artillero del campeonato.

El pentacampeonato llegó en la campaña de 1971, con Toza Veselinovic en el banquillo. Bueno, en realidad la celebración fue en 1972, pues Nacional y Santa Fe, que quedaron empatados en el cuadrangular final, tuvieron que jugar una serie extra, a finales de enero. Como quedaron 0-0 en Medellín y Bogotá, se disputó un duelo en Cali, el 10 de febrero, en el que los “cardenales” ganaron 3-2.

Ya en esa ápoca el equipo tenía un estilo de juego definido, el de el buen trato del balón que imponían sus futbolistas, por supuesto, pero sobre todo la garra y la entrega en el terreno de juego.

La sexta estrella se iluminó en 1975. Santa Fe dio la vuelta olímpica en el estadio Atanasio Girardot de Medellín, luego de vencer 2-1 al “Poderoso”, con goles de Alfonso Cañón y Héctor Javier Céspedes.

En 2012, después de 37 años de muchas tristezas y escasas alegrías, como dos títulos de Copa Colombia, en 1989 y 2009, y dos finales internacionales, las de la Copa Conmebol 1996 y la Copa Merconorte 1999, además de ídolos sin corona como Hugo Ernesto Gottardi, Adolfo “El Tren” Valencia y Léider Preciado, el “León” volvió a rugir. Wilson Gutiérrez en el banquillo; el argentino Ómar Pérez, el jugador más importante en la historia de la institución, y el presidente César Pastrana, fueron los artífices de la anhelada y esperada séptima corona.

Dos años después cayó la octava en el escudo, bordada por el DT argentino Gustavo Costas, ya en los tiempos en los que el club recuperó definitivamente el prestigio y el respeto de antaño. “La Fuerza de un Pueblo” se vistió de frac y ganó dos Superligas, ante Millonarios y Nacional, y realizó destacadas presentaciones en Copa Libertadores y Sudamericana.

Tras ser semifinalista de la Libertadores de 2013, en 2015 llegó el título internacional. En la Copa Sudamericana, el equipo dirigido por el uruguayo Gerardo Pelusso, se impuso a grandes clubes del continente como Nacional de Uruguay, Emelec de Quito, base de la selección ecuatoriana que hoy lidera las eliminatorias, e Independiente de Argentina. En la semifinal dejó en el camino a Sportivo Luqueño de Paraguay y en la serie final venció por penaltis, tras 0-0 en los 180 minutos, a Huracán de Argentina.

Las vitrinas del club, que en una época estaban llenas de polvo, porque duraron mucho tiempo sin recibir nuevos trofeos, ahora brillan como oro recién pulido. Gracias a una buena gestión administrativa, el club bogotano cuenta con una sede deportiva, en Tenjo, Cundinamarca, en la que se planea construir un moderno centro de entrenamiento, con gimnasio, zonas húmedas y hotel. Además no tiene problemas económicos y tiene una nómina para que los hinchas sigan soñando con su Santafecito lindo.

Anuncios

Hasta que patees el balón por última vez

Carta a Omar Pérez y a la hinchada que ha visto su baile de gambetas

Por Natti Cristancho

Querido Omar Pérez, te escribo esto para que tú y la hinchada conozca lo que siento por tí. Desde aquel 2009 en el que llegaste a Santa Fe nuestra historia cambió, ¿Coincidencia? ¡NO! , tu magia evidente en las canchas, tus pases perfectos, el gol olímpico, ese gol memorable en Santiago de Chile, tus jugadas de fantasía frente a nuestro eterno rival, hicieron que todo cambiara para nosotros.

Hoy en día somos campeones de Sudamérica, nuestra sequía de títulos quedó en el pasado y jugamos por cuarta vez la hermosa Copa Libertadores. ¡Qué presente tan lindo! Sé que para ti no ha sido fácil el camino, las lesiones se han interpuesto y agradarle a todo el mundo es muy complicado, pero realmente no me cabe en la cabeza que alguien pueda insultarte, tú siempre has entrado a la cancha a dejarlo todo y en instancias definitivas has logrado cambiar el resultado completamente. Sé que sufrir lesiones es muy difícil, sé que la vida profesional de un jugador es corta, pero tú a pesar del dolor, de lo que implica tener una lesión crónica has salido siempre a entregarlo todo.

Para mí sigues siendo la esperanza en un momento difícil, cuando un mal resultado parece inminente, tienes el toque perfecto, el pase gol ideal y eres el líder que lleva a sus guerreros a salir adelante aún cuando el tiempo se haya agotado y todo parezca perdido, siempre luchas, jamás te rindes.

Quisiera cuestionar a muchos, ¿Cuántos no darían todo por tener un ídolo como tú jugando en sus equipos?, ¿Cuántos no quisieran ver a su ídolo con los ojos llenos de lágrimas sinceras expresando su sentir por estos colores? ¿Cuántos no darían todo por tener un jugador que no cede ante las pretensiones del más adinerado del país que desarma a sus rivales para obtener sus glorias? ¿Cuántos no darían todo por tener un referente como tú en sus filas, que frente a una crisis económica estuviera dispuesto a disminuir sus pretensiones y aún así darlo todo por su camiseta? ¿Cuántos no entregarían todo por tener un jugador que sale a un partido definitivo a jugar teniendo el corazón el dolor de la ausencia por la partida de su abuelo?

Yo lo doy todo por verte un poco más, por ponerme de pie en cualquier cancha del país, del mundo y aplaudir de corazón al ver entrar a la cancha a nuestro CAPITÁN, al 10 inmortal que ocupa un sitio en los más lindos recuerdos. Sí, ese capitán eres tú, eres ese jugador que estará en las historias que contaré a mis hijos, el ídolo que nos devolvió la gloria al lado de otros guerreros que también vistieron esta camiseta a lo largo de los años.

Muchos me critican por opinar con el corazón y no con la razón, ¿Pero esto qué es? Es amor, es pasión, es entrega y eso es lo que he visto en ti, simplemente FÚTBOL. No puedo pedirle a la gente que opine como yo, o que sea agradecida, que valore lo vivido o que tenga paciencia en el presente. Sólo puedo decirte que yo y unos cuantos más, realmente la mayoría, valoramos lo que has sido, lo que nos has dado. A mis 24 años, 20 de los cuales transcurrieron sin ver al rojo de mis amores salir campeón, jamás perdí la fe, y no sólo yo, muchos otros duraron toda una vida sin ver una estrella, algunos incluso se fueron de este mundo sin ver a Santa Fe campeón, pero todos aquellos que guardaron la esperanza y siguen amando con locura al Primer Campeón, todos los que tienen, tenemos, la fe puesta en ti, estaremos contigo para la eternidad y estaremos apoyándote hasta que patees el balón por última vez.

Pdta: Te amo capitán

Santa Fe y Racing en la Copa Libertadores

santa fe vs racing

El 29 de marzo de 1967, Independiente Santa Fe recibió a Racing Club por la fase de grupos de la Copa Libertadores.

En el Estadio Nemesio Camacho El Campín, los dos equipos posaron juntos para una foto histórica. A la postre, la “Academia” fue el campeón del torneo y luego se impuso en la Copa Intercontinental.

En Santa Fe ya jugaba Alfonso Cañón, máxima figura en la historia cardenal, mientras que Racing contaba con estrellas como Roberto Perfumo y Alfio Basile.

El 14 de diciembre del 2014, el equipo de Avellaneda consiguió el campeonato argentino y clasificó a la Copa Libertadores, mientras que Santa Fe accedía a la final del torneo colombiano bajo la dirección de Gustavo Costas -exjugador, extécnico y figura de Racing-, y también obtenía cupo en el torneo continental.

En el 2016, los dos conjuntos vuelven a disputar el trofeo tras superar la primera fase (ante Puebla y Oriente Petrolero, respectivamente).

El Día sin carro, Santa Fe y la Copa Libertadores

En tres ocasiones, el “León” ha tenido partidos de copa programados en fechas de restricción vehicular en Bogotá

santa fe sin carro

Cuando la hinchada santafereña volvía a disfrutar de una Copa Libertadores tras un cuarto de siglo de ausencia, el calendario oficial ubicó el histórico partido en el “Día sin carro”.

Esta jornada, que promueve el uso de la bicicleta y el transporte público en la capital de Colombia, se celebra el primer jueves de febrero de cada año, desde el 2000, cuando se institucionalizó.

El 2 de febrero del 2006, cuando Santa Fe volvía al estadio Nemesio Camacho El Campín por la Copa Libertadores, el partido coincidió con esa fecha de restricción para los carros particulares.

Ese día se disputó el juego de vuelta de la llave entre Santa Fe y Defensor Sporting de Uruguay por la primera fase del torneo. La ida había finalizado con un 2-2 que, gracias al ítem de gol visitante, favoreció al rojo, que con un empate a cero goles accedió a la fase de grupos.

Varios años después, cuando Santa Fe recibía al Atlas de México por la última fecha de la fase de grupos de la copa, la alcaldía de Gustavo Petro programó una jornada adicional del Día sin carro.

Fue el 22 de abril del 2015, y el equipo capitalino se impuso en El Campín por 3-1, resultado que le dio el primer puesto del grupo y la clasificación a octavos de final.

A pesar de las dificultades con el transporte, el encuentro tuvo una buena concurrencia de público. Por la restricción, algunos hinchas impulsaron la iniciativa #AlEstadioEnBici para asistir al encuentro, pues éste se disputó durante el horario sin vehículos particulares.

El 4 de febrero del 2016, Santa Fe, la Copa Libertadores y el Día sin carro volvieron a coincidir, aunque en esta ocasión con motivo de un partido en condición de visitante.

Los albirrojos visitaron a Oriente Petrolero de Bolivia por la primera fase de la competición y se impusieron 3-1 (primera victoria oficial en ese país).