Independiente Santa Fe: ¿de élite o del pueblo?

Por qué el talante santafereño ha sido tradicionalmente popular

Por Camilo Rueda Navarro

Fue un grupo de egresados del Gimnasio Moderno el que fundó el Club Independiente Santa Fe. Algunos de ellos se habían matriculado en la Universidad del Rosario, en cuyas afueras quedaba el Pasaje Santa Fe, lugar donde fue creado el equipo y que inspiró su nombre.

A partir de este hecho se le adjudica erróneamente a Santa Fe un carácter de élite, dada su relación con el Moderno y el Rosario, dos instituciones educativas familiarizadas con las clases medias y altas de la capital.

Sin embargo, esta situación no se corresponde con el devenir histórico y el talante del club, que fue muy bien descrito por uno de sus exdirectivos e hinchas ilustres, el periodista Daniel Samper Pizano.

En una columna con motivo del cuarenta aniversario de la institución, Samper Pizano explicó ese falso dilema sobre el carácter del equipo, con particular arraigo en los barrios tradicionales de Bogotá.

“Santa Fe, paradójicamente, nació de ‘niños bien’ y acabó por convertirse en el equipo más popular. En el ‘santafecito lindo’ de los barrios del sur”, escribió en 1981 el entonces dirigente del club.

“Los ‘niños bien’ se enfrentaban en potreros, estadios y canchas de barriada a equipos de obreros, de taxistas, de empleados o de lo que fuera. Y no era propiamente una actividad suave. Las patadas menudeaban, pero el final era siempre el mismo: un abrazo sudoroso y varias tandas de cerveza en la tienda vecina”, agregó Samper.

“Lo anterior explica por qué el equipo ha sido tradicionalmente popular y por qué sus dirigentes respetan al jugador, al hincha y se hacen respetar cuando toca”, explicó en su texto.

“El club es como su escudo, sin arandelas aristocráticas ni cursilerías heráldicas, llena el campo de vitalidad, de emoción deportiva. Es decir, es popular y de coraje”, añadió.

Ese talante, de camaradería y sin ánimo de lucro, se consolidó desde 1941 y a lo largo de toda esa década, en las épocas en que el fútbol era un deporte amateur. Pero se mantuvo después de 1948, con el inicio del profesionalismo y la obtención del primer campeonato nacional.

Por eso Independiente Santa Fe construyó una identidad popular que se propagó en los barrios tradicionales de la ciudad. Un factor que confirma el periodista Alejandro Pino Calad (hincha de Millonarios, el rival de patio del rojo).

“Santa Fe, un equipo sin tantas figuras pero de origen distinguido en el Gimnasio Moderno, venció al todopoderoso Millonarios en un hecho que fue interpretado por muchos como la reivindicación del pueblo, pues Santa Fe se había vuelto eso, el equipo del pueblo, el trabajador, el sufrido, y sobre todo el antagonista del rico, boyante y soberbio Millonarios”, escribió en un artículo sobre el título de 1948.

Ese año, Santa Fe se impuso sobre otros clubes considerados favoritos, como el Junior de Barranquilla y el propio Millonarios. Desde entonces el equipo fundado por un grupo de estudiantes se convirtió en “la fuerza de un pueblo”, un club para la gente de todos los barrios de Bogotá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s