René Pontoni: el ídolo del papa que jugó en Independiente Santa Fe

Francisco, reconocido hincha de San Lorenzo, narró en una audiencia papal que un exjugador de Santa Fe en El Dorado era el crack que más admiraba

“De niños íbamos al estadio, me acuerdo en particular durante el campeonato de 1946. Iba con mis padres y siempre me impresionó el juego de Pontoni”, contó el papa Francisco en una audiencia con jugadores de fútbol, una de sus mayores aficiones.

En particular, Francisco recordó un “gol de ensueño” que anotó dicho jugador en la goleada 5-0 de San Lorenzo a Racing. René Pontoni (nacido en Santa Fe, Argentina, en 1920) bajó el balón con el pecho, lo retuvo en su empeine, amagó para un lado y se fue entre dos defensores. Concluyó su jugada con un remate cruzado que batió al meta rival.

Al día siguiente, el diario El Clarín tituló: “Pontoni hizo un gol como para pasarlo en el Colón”. El entonces niño Jorge Mario lo guardó en sus recuerdos como aficionado de San Lorenzo, donde Pontoni se destacó como uno de los mejores delanteros de la época.

“El centrodelantero más fino, elegante, armonioso, sutil y brillante de toda la historia del fútbol nacional”, lo definió un cronista de El Gráfico.

Pero en 1948 sufrió una terrible lesión en su rodilla derecha: fractura de rótula, meniscos y ligamentos que le truncaron su carrera.

Pontoni optó por el retiro pero volvió al año siguiente para jugar en Independiente Santa Fe, que acababa de ganar el primer campeonato profesional colombiano. Con el “Expreso Rojo” jugó entre 1949 y 1952 (la época de El Dorado), en donde alcanzó a plasmar puntadas de su buen fútbol.

Antes había jugado en Newell’s Old Boys. También vistió la camiseta de Portuguesa, de Brasil, y de la Selección Argentina, con la que ganó tres copas América. Hoy se recuerda como “el ídolo del papa Francisco”, un crack que también jugó en Independiente Santa Fe.

La primera visita de River al Campín

El primer juego entre Santa Fe y el River Plate de Argentina fue un amistoso celebrado en 1952 en Bogotá

Jugadores de River vistiendo las ruanas que le obsequió Santa Fe

Jugadores de River vistiendo las ruanas que le obsequió Santa Fe

El 17 de noviembre de 1952 fue el primer partido disputado entre Independiente Santa Fe y River Plate. Fue un amistoso celebrado en el estadio Nemesio Camacho El Campín de Bogotá, al que asistieron unos 17 mil espectadores.

Con motivo del encuentro, Santa Fe le obsequió unas ruanas con su escudo al equipo visitante. La prenda típica del Altiplano Cundiboyacense fue portada por los jugadores riverplatenses al salir al campo de juego.

Rubiano abrió el marcador para el conjunto local, pero River remontó por intermedio de Sivori (en dos ocasiones) y Scaparotella para el 3-1 final.

Este fue el primero de una serie de amistosos que celebraron ambos equipos en las décadas de 1950 y 1960, antes de darse el primer juego oficial (en 1967 por Copa Libertadores).