Santa Fe alcanzó la gloria de la Copa Suramericana

Después de 120 minutos de juego y cobros desde el punto penalti, el equipo capitalino logró la gran hazaña. Es el primer título internacional del club en 74 años de historia

santa fe 2015 copa

Independiente Santa Fe se consagró campeón de la Copa Suramericana 2015 al derrotar 3-1 en definición por penales (0-0 en 120 minutos) a Huracán de Argentina en el partido de vuelta de la final disputado este miércoles en el estadio El Campín en Bogotá.

Después del 0-0 en Buenos Aires y darse el mismo marcador en los 90 minutos y la prolongación en la capital colombiana, el “cardenal” fue más efectivo desde el punto blanco con las anotaciones del argentino Omar Pérez, el venezolano Luis Seijas y Leyvin Balanta.

“Fue una final durísima”, admitió el técnico local, el uruguayo Gerardo Pelusso, quien valoró a su rival y añadió que “lo de Huracán es fantástico, es tan meritorio, vienen de la B y llegaron hasta acá”.

El partido se caracterizó por la impotencia de los atacantes ante el férreo esquema defensivo de ambos conjuntos, especialmente del ‘Globo’, que desesperó por momentos a la hinchada y al equipo local.

Se trata del primer título internacional de Santa Fe en 74 años de historia, en las que sus mejores presencias habían sido dos subcampeonatos en la Copa Conmebol 1996 y la Copa Merconorte 1999.

Además, Santa Fe logró -al ganar la Suramericana- un lugar en la Copa Libertadores de América 2016 y disputará la Recopa Suramericana del próximo año contra River Plate de Argentina, actual monarca de la Libertadores.

Con información de AFP

Las sorprendentes similitudes entre Huracán y Santa Fe

Ambos rivales comparten una historia sufrida en común

huracan vs santa-fe

Por Guido Molteni

Canchallena.com

Tiene una hinchada sufrida, de esas seguidoras aunque los resultados muchas veces no se den. En los pasillos del club se debate si este equipo es el mejor de la historia, aunque los que saben aseguran que es una locura compararlos con las glorias del 70, que no sólo ganaban, sino que jugaban un fútbol de película. Y el barrio está paralizado porque, de levantar la Copa Sudamericana el miércoles, será el primer título internacional en la vida del conjunto rojiblanco. La descripción, que pinta a la perfección lo que sucede en Huracán, es la que hacen en Bogotá sobre Independiente Santa Fe. Rivales en la final, los colombianos y los de Parque Patricios tienen más puntos en común que diferencias.

En Buenos Aires, el que introdujo el debate sobre el equipo del 73 fue Marco Díaz, cuando aseguró que el plantel actual, por haber logrado el ascenso, el título de la Copa Argentina 2014, la Supercopa de este año, las clasificaciones a la Libertadores y estar en la final de la Sudamericana, era el equipo que más alegrías le había dado a la hinchada del Globo. Sin embargo, en Parque Patricios son pocos los que se animaron a acompañar lo que aseguró el arquero. Es que el Huracán campeón del 73, con Menotti como DT y Houseman, Brindisi y Babington desplegando buen fútbol dejó una huella imborrable por la calidad de su juego, que trascendió el campeonato conseguido.

Por el lado de Santa Fe, en las últimas semanas se dio el mismo debate. A este equipo, que tiene a Omar Pérez como su referente futbolístico y que salió campeón el año pasado, se lo compara con el del 75, que ganó el torneo local, se clasificó a la Libertadores y también dejó una huella por la belleza de su juego. En una encuesta que publicó la semana pasada el diario El Tiempo, el 61 % de los 1578 votantes consideraron que este equipo ya era el mejor. Sin embargo, ex jugadores y los hinchas que pudieron ver al equipo del 75 niegan que esto sea así.

La historia de Huracán y Santa Fe también está cruzada por los futbolistas que jugaron en ambos clubes. El caso más emblemático fue el del delantero Juan Carlos Sarnari, que en Argentina jugó en el Globo, River y la selección, en el Mundial de 1966, mientras que en Colombia salió campeón en el recordado equipo del 75. El último futbolista argentino en jugar en ambos clubes fue Mariano “El loco” Dalla Libera, que además de pasar por Huracán, River y Racing, jugó ocho partidos para los colombianos en 1988, en un equipo que tenía a Freddy Rincón como una de sus promesas.

Lo cierto es que, luego de la final, este camino de parecidos se bifurcará. Uno se quedará con la gloria de haber conseguido el primer torneo internacional. Y el otro seguirá fiel a su historia.

Los primeros oficiales

Estos partidos son los primeros oficiales en los que se enfrentan Huracán e Independiente Santa Fe. En cuanto a los amistosos, en total jugaron seis, todos en Bogotá, de los cuales empataron tres veces, los colombianos ganaron dos y el Globo una.

Santa Fe semifinalista de torneos Conmebol

En cinco ocasiones, Independiente Santa Fe ha disputado la fase semifinal de torneos oficiales de la Conmebol:

santa fe copa libertadores 1961Copa Libertadores 1961: Santa Fe 2-2 Palmeiras; Palmeiras 4-1 Santa Fe

copa conmebolCopa Conmebol 1996: Vasco da Gama 2-1 Santa Fe; Santa Fe 1-0 Vasco da Gama (6-5 en los penales)

sf 99Copa Merconorte 1999: Caracas 1-1 Santa Fe; Santa Fe 1-1 Caracas (4-2 en los penales)

santa_fe_2013Copa Libertadores 2013: Olimpia 2-0 Santa Fe; Santa Fe 1-0 Olimpia

sf luqueñoCopa Suramericana 2015: Sportivo Luqueño 1-1 Santa Fe; Santa Fe 0-0 Sportivo Luqueño

El león nunca caminará solo

Crónica sobre la vivencia del 1-0 ante Independiente de Avellaneda por la Copa Suramericana

sf avellaneda

Por PochAndrés

El primer amor es único e irrepetible. Las sensaciones que te hace sentir rozan lo mágico. Cuando sabes que lo vas a volver a ver la mente se nubla, las manos están inquietas, el estómago tiene un vacío constante, la voz tiembla.

Un reencuentro con Santa Fe es un mar de nervios y uno amalgama de recuerdos. Recuerdos llenos de felicidad, de tristeza, de angustia, de esperanza se reúnen en el cuerpo. Cada partido es un nuevo capítulo en esta historia de amor y este fue especial.

Fue especial porque es el mejor Santa Fe de la historia: el más ganador. Fue especial por el entorno: jugar en Argentina siempre será un reto difícil para los equipos suramericanos. Fue especial por la previa: las boletas estuvieron un precio estratosférico, 75 dólares, y entrar al Libertadores de América fue una odisea, un premio intangible.

La hinchada cardenal quedó decepcionada y sorprendida por el precio de las entradas ya que ha estado en otras canchas de Argentina, Uruguay, Chile, Brasil y Paraguay siguiendo al león y nunca se había presentado un caso similar. ¿Tenía miedo Hugo Moyano? ¿Por qué privar a la gente de ver un espectáculo popular? ¿Por qué negarle la posibilidad de ver a su primer amor? Preguntas sin respuesta. Desgraciadamente el fútbol está lleno de tipos como Hugo Moyano que alejan a las familias de la cancha.

Pero esas cosas hicieron que la gente se uniera más entorno al objetivo. Hinchas con boleta en mano no entraron hasta que los que no tenían consiguieran su acceso. Al final se logró y todos los leones pudieron ingresar al estadio de los rojos de Avellaneda.

El partido fue una fiesta. Las cargadas de los hinchas locales no se hicieron esperar, pero con el pasar de los minutos se fueron enmudeciendo. Luego del gol parecía un cementerio y los visitantes hacían la fiesta en la garganta norte. Santa Fe en el gramado se llenó de confianza y fue gigante en el infierno.

El equipo cardenal está cerca del objetivo: una copa internacional. La hinchada tiene que tirar de este expreso para eliminar a Independiente y dar un paso hacía la gloria. Sólo queda esperar que en Bogotá la gente no pierda la oportunidad de acompañar a este grupo de leones, a este presidente y a este cuerpo técnico. Que El Campín sea una jaula. Que las cuarenta mil gargantas canten, alienten y dejen sin aire a los argentinos.