El debut de Santa Fe en la Copa Libertadores

En 1960 fue creada la Copa de Campeones de América, hoy Copa Libertadores. Ese mismo año, Independiente Santa Fe ganó su tercera estrella y clasificó al torneo continental. En su primera actuación tuvo al goleador y llegó hasta la semifinal

santa fe copa libertadores 1961

Santa Fe 1961. Arriba: Julio Tocker (DT), Juan Montero, Leonardo Bevilacqua, Guillermo Milne, Hernando Tovar, Héctor González y Carlos Aponte. Abajo: Ricardo Campana, Miguel Reznik, Osvaldo Panzutto, Alberto Perazzo y Miguel Rodríguez.

Por Camilo Rueda Navarro

En diciembre de 1960, el Club Independiente Santa Fe se proclamó campeón del fútbol colombiano y accedió a la segunda edición de la Copa de Campeones de América, luego rebautizada como Copa Libertadores.

En ese momento, al torneo continental sólo accedían los ganadores de cada liga afiliada a la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol). A la segunda edición, disputada en 1961, asistieron Barcelona (de Ecuador), Colo Colo (Chile), Independiente (Argentina), Jorge Wilstermann (Bolivia), Olimpia (Paraguay), Palmeiras (Brasil), Peñarol (Uruguay) y Universitario (Perú). Venezuela no tuvo representante.

La campaña

Santa Fe debutó el 2 de abril ante Barcelona de Ecuador en el estadio El Campín. Ganó 3-0, con goles de Osvaldo Panzutto y Alberto Perazzo, dupla argentina en la delantera cardenal. La revancha fue a los ocho días y terminó empatada 2-2, resultado que le dio el pase al “Expreso Rojo”.

En la siguiente fase, el rival fue el Jorge Wilstermann de Bolivia. En la ida, jugada el 30 de abril en cancha de los bolivianos, el local se impuso 3-2. Santa Fe igualó la serie en la revancha, con un triunfo 1-0 en partido jugado el 7 de mayo en Bogotá. Como no existía aún la definición por penales ni por gol visitante, el clasificado se determinó por sorteo, que favoreció al rojo bogotano.

De esta forma Santa Fe llegó a las semifinales, instancia en la que debió enfrentar al poderoso Palmeiras de Brasil. La ida se jugó el 21 de mayo en El Campín ante 35.000 personas y se saldó con empate a dos goles. La vuelta fue en el Pacaembú de Sao Paulo, donde el local se impuso 4-1.

Palmeiras cayó en la final ante Peñarol de Montevideo, que obtuvo la copa por segunda ocasión consecutiva. Santa Fe, por su parte, tuvo al goleador del certamen, Osvaldo Panzutto, con cuatro anotaciones.

En Santa Fe se destacaron jugadores como Leonardo Bevilacqua, Carlos “Copetín” Aponte, Guillermo Milne, Juan Montero, Carlos Rodríguez, Pereira da Silva, Hernando “Mono” Tovar, Oswaldo Panzutto, Alberto Perazzo y Héctor “Zipa” González. Tres de ellos, Aponte, Tovar y el “Zipa”, fueron convocados por la Selección Colombia que participó en el Mundial de Chile 62.

La participación en ésa Copa Libertadores fue la mejor de Santa Fe hasta el 2013, cuando el equipo dirigido por Wilson Gutiérrez, después de ganar la séptima estrella, llegó también hasta la semifinal, instancia en la que cayó ante Olimpia de Paraguay después de una destacada campaña.

Del Santa Fe de Panzutto al de Omar Pérez

Con cinco títulos en seis años, el actual Santa Fe se consolida como el mejor de la historia

omar superliga 2015

Por Camilo Rueda Navarro

El Independiente Santa Fe de principios de la década de 1960, liderado por el argentino Osvaldo Panzutto, ha sido considerado por cronistas deportivos e hinchas de la época como el mejor de la historia. Sin embargo, el actual Santa Fe, el capitaneado por Omar Pérez, ya ha logrado los méritos suficientes para ser calificado como tal.

Mientras que aquella escuadra, recordada con nostalgia, obtuvo dos estrellas y una semifinal de Copa Libertadores, el Santa Fe de los últimos años ha obtenido cinco títulos oficiales, entre ellos dos estrellas, y también ya fue semifinalista continental.

panzutto

Panzutto, con 93 goles en 165 partidos, fue el estandarte de aquel añorado equipo, que expuso el buen fútbol santafereño en los estadios de Colombia y Suramérica. Hoy disfrutamos del juego de “Chipakero”, Luis Carlos Arias y Daniel Torres, que hacen cada vez más grande la historia del primer campeón.

La gloria volvió

Bajo la dirección técnica de Germán “Basílico” González se dieron los primeros pasos para retomar el rumbo. En el 2005, Santa Fe fue subcampeón ante Atlético Nacional. Cuatro años después consiguió la Copa Colombia, el primer título oficial del siglo XXI, y empezó a volver a los primeros lugares de la liga.

Luego, bajo la administración de César Pastrana y la conducción de Wilson Gutiérrez, llegó la séptima estrella, esperada por 37 años, aquel 15 de julio del 2012. El novel técnico obtuvo el año siguiente la Superliga, nada menos que ante el rival de patio, Millonarios, ganando la primera final capitalina de la historia.

En esa misma temporada llegó a semifinales de Copa Libertadores, igualando el registro de 1961, y estuvo al borde de repetir estrella en otra final ante Nacional.

En el 2014, ya bajo la dirección del argentino Gustavo Costas, Santa Fe consiguió su octava estrella, la segunda de la década. El buen momento se ratificó el 27 de enero del 2015, cuando el León se quedó con la Superliga de campeones. Ese día, Santa Fe superó con claridad a Nacional, equipo que le había arrebatado la estrella en dos ocasiones, y al que no podía vencer en una final desde febrero de 1972, cuando conquistó la quinta estrella.

Con este triunfo, Santa Fe no sólo se validó como el mejor equipo de la temporada, sino que se convirtió en el único club en ganar dos veces este trofeo, que se disputa desde el 2012.

Además, le permitió acceder, por primera vez en 74 años, a dos torneos internacionales en la misma temporada, pues el “Supercampeón” recibe pase para la Copa Suramericana.

Mientras nuestros padres y abuelos anhelan al gran Santa Fe de Panzutto y Perazzo, nuestra generación tendrá los mejores recuerdos con este equipo de Omar Pérez y los demás leones de esta camada.

Santa Fe llega a la Copa Libertadores

En 1960, el Expreso Rojo ganó su tercera estrella y accedió por primera vez a la Copa de Campeones de América (rebautizada luego como Copa Libertadores). Al equipo de ese año se le considera “el mejor Santa Fe de la historia”.

sf 1960

Por Camilo Rueda Navarro

Bevilacqua, Rodríguez, Milne, Aponte, Silva, Tovar, Campana, Reznik, Panzutto, Perazzo y González. Es una de las formaciones más recordadas en la historia de Independiente Santa Fe. Aquel equipo, que se empezó a confeccionar en 1958 con la segunda estrella, ha sido catalogado como “el mejor Santa Fe de la historia”.

La versión 60 del Expreso Rojo fue dirigida por el argentino Julio Tocker, quien reclutó a cinco jugadores de su patria como refuerzo: Leonardo Bevilacqua (de Gimnasia), Ricardo Campana (Ferro Carril Oeste), Guillermo Milne (Argentinos Juniors), Juan Montero (San Lorenzo) y Miguel Reznik (Almagro).

La legión gaucha ya la integraban Osvaldo Panzutto y Alberto Perazzo, quienes habían llegado a Bogotá para convertirse en dos de los mejores jugadores de la historia cardenal.

En Cali el 11 de diciembre de 1960, con un empate 1-1 ante América (su perseguidor y a la postre subcampeón), Santa Fe consiguió su tercera estrella. El título se ratificó con victorias ante Cúcuta y Medellín en las dos últimas fechas del torneo.

Con la obtención del campeonato, Santa Fe consiguió su tercer título oficial y la clasificación a la segunda edición de la Copa de Campeones de América, que había sido creada ese mismo año para enfrentar a los ganadores de los países afiliados a la Conmebol.

Dicho torneo continental fue renombrado luego como “Copa Libertadores” con el propósito de homenajear a los héroes de la independencia iberoamericana y cuya primera edición fue ganada por Peñarol de Uruguay.

Campaña admirable

Santa Fe debió jugar esa temporada un total de 44 partidos, de los cuales ganó 22, empató 17 y perdió 5, lo que le permitió cosechar 61 puntos (en esa época se otorgaban dos por triunfo), seis más que el subcampeón América.

El Expreso Rojo anotó 95 goles y recibió 64. Panzutto fue el máximo anotador santafereño, con 25 tantos, mientras que Perazzo marcó en 20 ocasiones. También se destacó en el cuadro cardenal Héctor “Zipa” González.

El camino al título inició el 21 de agosto, cuando Santa Fe perdía el clásico ante Millonarios por 2-0 pero mostró casta de campeón y al final remontó 3-2. A los pocos días se repitió la hazaña, al lograr un empate 4-4 ante Pereira después de ir perdiendo 4-0.

Panzutto fue el símbolo de ese equipo, “un hombre de gran coraje y temperamento que nunca daba nada por perdido”, según lo describe el historiador Guillermo Ruiz.